El whisky más antiguo del mundo que terminó en un reloj de 45 mil dólares

usher-s-old-vatted-glenlivet-whisky-4692-p

La Old Vatted Glenlivet es considerada el whisky más antiguo del mundo. Su confección data de 1862. Una auténtica reliquia que, en vez de colocarlo en un estante oculto y transmitirlo de generación en generación, será parte de uno de los relojes más extravagantes a punto de salir al mercado: el Whisky Watch.

Sí, una sola gota de whisky escocés puede convertir un reloj de muñeca en un objeto de lujo que se revaloriza anualmente. No es cualquier whisky escocés, claro. Cada gota de los cincuenta relojes Whisky Watch que se pondrán a la venta proviene de una botella de 151 años que fue propiedad de William Bayard Cutting, millonario aristócrata neoyorquino del siglo XIX.

Para hacer realidad esta edición limitada, el fabricante de relojes suizo Louis Moinet se ha asociado con Wealth Solutions, una empresa polaca especializada en colecciones de lujo. La versión en oro del Whisky Watch se venderá por 45.000 dólares, pero habrá una edición en acero inoxidable que costará 17.000 dólares.

“Whisky Watch es un reloj único que no solo mide el tiempo en horas, minutos y segundos, sino que es también una verdadera cápsula del tiempo”, describe el propio sitio web de la pieza. “Gracias al reloj se puede sentir el espíritu de la Escocia del siglo XIX y viajar en el tiempo a la época de los vapores, los primeros días del ferrocarril y la Revolución Industrial”, aseguraron.